La enseñanza de la Lengua y de la Literatura

(CARTA PUBLICADA EN EL DIARIO EL PAÍS 14-12-2013)

Pais
Clic para ver EL PAÍS

Quizá la misma asignatura Lengua y Literatura que se imparte en los institutos sea algo responsable de la poca afición a la lectura en España. Actualmente es una de las asignaturas más difíciles y, junto con otras como las Matemáticas, cosecha el mayor número de suspensos. Los libros de lectura, como el cine, entretienen y apasionan. Sin embargo, el entorno en que se enseña a leer a los alumnos es difícil y áspero.

LITERATURA PASIONEsto se explica por el gran peso que tiene la sintaxis en el diseño actual de la asignatura. La sintaxis es esencial para asimilar la estructura del idioma y es la base necesaria para aprender otras lenguas. Sin embargo, los profesores, ante la dificultad que entraña la sintaxis, se ven obligados a dar menos importancia a la literatura. Eso implica que generalmente sacrifiquen a los autores que se encuentran al final del temario, a saber, los autores contemporáneos que están más cerca de la realidad que viven los alumnos.

La sintaxis describe el idioma, pero no siempre explica cómo utilizarlo porque deja a un lado la norma, esto es, lo que es correcto o incorrecto. Habría que insistir más en que los alumnos escriban y hablen en público correctamente. Los talleres de escritura y el fomento del teatro en las aulas son los medios adecuados para este fin.

En el anterior plan de estudios, la Lengua y la Literatura estaban separadas. La Literatura era una asignatura agradable en la que los alumnos y profesores disfrutaban de los textos de nuestros mejores autores. Volver a separar la Lengua y la Literatura podría ayudar a que los alumnos dejen de asociar la lectura a la dificultad y al suspenso

literatura

 

Anuncios