UNIVERSIDAD, CIEN POR CIEN CASTA


Carta publicada en el diario El País el 21 de abril de 2015. El título era “Universidad, cien por cien casta”, pero han preferido, quizá por razones de espacio, “La red clientelar”:


El presidente de un tribunal de una universidad preguntó: “¿Algún miembro del tribunal conoce a alguno de los candidatos? Si es así y para mayor imparcialidad, que abandone la sala”. Nadie abandonó la sala. Todos los componentes del tribunal, incluso el presidente conocían a uno de los candidatos, al cual, por supuesto, se le otorgó la plaza.

Una de las razones de que la universidad española tenga tan poca calidad, es que no se selecciona a los mejores. La universidad es, en demasiadas ocasiones, una red clientelar en la que predomina el enchufismo y los intereses creados antes que la excelencia. No solo las plazas, también muchos cargos de responsabilidad se reparten en algunas universidades entre amigos, familiares y afines.

Se supone que en la universidad se forman los que acabarán dirigiendo el país y que se les trasmite una serie de valores que les servirán para preservar la democracia. Sin embargo, la democracia no ha calado en la universidad española. Para entrar en la universidad, el mejor camino no es prepararse muy bien, sino adaptarse a una triste realidad: como en el antiguo régimen, no hay nada mejor que conocer a alguien de los que ya está dentro.

Pais opinion
Enlace a la carta

Anuncios